Saltar al contenido

Otras materias

Sin perjuicio del espíritu de despacho boutique que define la firma, nuestra constante formación y actualización nos permite abarcar otras materias que van más allá de las principales áreas de práctica. La flexibilidad que caracteriza a nuestro equipo facilita su adaptación para lograr la excelencia en cualquier asunto encomendado.

Huimos del concepto rígido que suele determinar a los despachos hiper-especializados, que puede implicar en cierta medida el desconocimiento de las restantes materias que conforman el Derecho. Un mismo conflicto puede abarcar varias ramas, por lo que -a nuestro juicio- resulta imprescindible que el abogado tenga un conocimiento transversal del Derecho, para poder ofrecer un servicio de máxima calidad y rigor científico.

Algunas materias que asumimos frecuentemente son:

Derecho de Familia

Prestamos asistencia integral en cuestiones relativas al Derecho de Familia: separaciones, divorcios, liquidación de la sociedad de gananciales, modificaciones de medidas, demandas de ejecución de alimentos, guarda y custodia, gastos extraordinarios…

No solo te asistimos legalmente con el máximo rigor, sino que también te acompañamos personalmente en aquellos momentos complicados en los que se precisa una gestión emocional de forma completa, profesional y humana.

Derecho Bancario

Asumimos la defensa letrada de particulares para la protección de sus intereses frente a posibles abusos de entidades financieras en la comercialización de sus productos. Los asuntos más demandados por nuestros clientes son;

  • Ejecuciones hipotecarias
  • Dación en pago
  • Cláusulas suelo
  • IRPH
  • Comisiones de apertura. Gastos derivados de la escritura de préstamo con garantía hipotecaria.

Actualmente la legislación permite, en no pocas ocasiones, deshacer operaciones que hayan sido suscritas con falta de transparencia, o vicio del consentimiento, por considerarse contrarias a los principios de transparencia, confianza y seguridad, que rigen estas relaciones contractuales. En estos supuestos, la entidad deberá reintegrar las cantidades aportadas por el cliente con ocasión del producto financiero cuyas cláusulas hayan sido declaradas nulas.

Si has adquirido algún producto bancario complejo, contacta con nosotros y realizaremos un estudio exhaustivo a fin de determinar si el mismo es acorde a los citados principios básicos y a la jurisprudencia reciente, determinando en su caso la viabilidad del procedimiento de reclamación tanto judicial como extrajudicial.

A menudo las cláusulas contractuales bancarias contienen términos que pueden resultar complejos, pudiendo llegar a no ser del todo comprensibles para el cliente. Por ello, en LOGATIEN ofrecemos un asesoramiento integral previo a la firma del contrato, aclarándote cualquier término confuso, a fin de garantizar que las operaciones que suscribas se ajusten a tus intereses financieros, y previniendo la existencia de posibles cláusulas abusivas.

Reclamación de cantidad

Tramitamos tanto la reclamación dineraria extrajudicial (redacción y envío de burofax, y negociación, en caso de ser conveniente) como la posterior demanda de reclamación de cantidad ante el Juzgado, procedimiento completo y ejecución, respecto de aquellas deudas surgidas por incumplimiento contractual, derecho de repetición, enriquecimiento injusto o cobro de lo indebido, o cualquier otra circunstancia de la que derive una responsabilidad civil.

También, en otros supuestos, prestamos asesoramiento y asumimos la defensa judicial de la parte demandada, valorando en cada caso la estrategia más adecuada para tratar de minorar la cantidad a abonar o, incluso, suprimirla.

Mediación

En España existe un gran desconocimiento sobre el procedimiento de Mediación, a pesar de que es el método de resolución de conflictos más rápido, económico y efectivo.

Lo cierto es que, en muchas ocasiones, la mejor solución puede obtenerse a través del diálogo y la negociación.

¿En qué consiste el proceso de mediación?

La mediación es un método alternativo de resolución de conflictos voluntario, que se caracteriza por la intervención de un mediador independiente y neutral que ayuda a las partes, mediante el empleo de diversas técnicas, a que sean ellas mismas quienes alcancen un acuerdo satisfactorio que ponga fin a la controversia.

Sus principales ventajas, en comparación con un procedimiento judicial, son las siguientes:

  • Rapidez.
  • Confidencialidad.
  • Menor coste económico y emocional.
  • Flexibilidad: Solución a medida.
  • Prevención de nuevos conflictos entre las partes, ya que ayuda a mejorar la relación entre ellas.
  • Mayor probabilidad de cumplimiento. En los procedimientos judiciales, generalmente una parte gana y la otra pierde, pues el Juez falla a favor de una de ellas y en contra de la otra. En la mediación, todas las partes deciden voluntariamente el acuerdo que les beneficia, lo que facilita que este sea respetado por todos.

La mediación se desarrolla a través de varias sesiones, cuyo número podrá variar en función de cada caso. Concluye con un acta final, en la que se recogerá el acuerdo alcanzado, en caso de que se haya llegado a él.

Las partes pueden decidir finalizar el proceso de mediación en cualquier momento del mismo, aunque no se haya alcanzado el acuerdo, dado su carácter voluntario.

¿Qué garantías tiene el acuerdo alcanzado a través de mediación?

El acuerdo alcanzado puede elevarse a escritura pública para garantizar su cumplimiento por todas las partes intervinientes. Si la mediación se hubiera realizado tras haberse iniciado un procedimiento judicial, este acuerdo podrá homologarlo el Juez que estuviera conociendo del asunto. Si no existiera procedimiento judicial en curso, el acuerdo podrá ser elevado a escritura pública por un Notario.

Esto nos permitirá iniciar un procedimiento de ejecución para obligar a las partes a su cumplimiento, como si se tratara de una sentencia firme.

¿Cuáles son las situaciones que más demandan una mediación familiar?

  • Parejas que buscan reconducir alguna situación que dificulta la convivencia o situaciones de crisis familiar.
  • Ex-parejas que deben formalizar un convenio regulador para llevar a cabo una separación o divorcio de mutuo acuerdo o que, en el contexto de un divorcio contencioso deciden suspender el procedimiento para someterse a mediación.
  • Ex-parejas que, tras una separación o divorcio, buscan llegar a acuerdos que se puedan cumplir, al haberse producido incumplimientos de los términos acordados en convenios reguladores aprobados judicialmente.
  • Ex-parejas que, tras una separación o divorcio, buscan establecer nuevas pautas de actuación al haber variado las circunstancias personales de uno, ambos, o de los hijos en común.
  • Ex-parejas que ya no conviven pero necesitan decidir cuestiones relativas al desarrollo de los hijos comunes (campo académico, actividades extraescolares, becas de movilidad, tiempo de ocio, etc.)
  • Hermanos que desean resolver desavenencias respecto del reparto de bienes de herencias.
  • Familias con algún miembro en estado de dependencia o con algún grado de discapacidad, que precisan una reorganización.
  • Parientes que gestionan un negocio familiar, y buscan resolver conflictos o prevenirlos.

En LOGATIEN contamos con mediadores inscritos en el Registro de Mediadores del Ministerio de Justicia, especialistas en mediación civil, familiar y laboral, que te ayudarán a alcanzar el mejor acuerdo.

También, como letrados, podemos asistirte y acompañarte en el proceso de mediación, para garantizar que el acuerdo se ajusta a la legalidad y que resultará acorde a tus intereses.